Ráfagas de Luz

Blog personal de espiritualidad

Comentarios personales

Santa Misa

Escrito por aracelimaria 21-02-2018 en Espiritualidad. Comentarios (0)



Sin duda, “Nada puede glorificar a Dios tanto y de tan perfecta manera como la Misa”

(Federico Suarez – El Sacrificio del Altar – Epílogo – Valor y efectos de la Misa).

  Garrigou Lagranje habla explica  que “no es que sea la Misa una <<nueva>> reparación de los pecados: la muerte de Jesús en la Cruz bajo Poncio Pilato hizo esta reparación de una vez para siempre, como se lee en la epístola a los hebreos, pues Cristo resucitado no muere de nuevo, ni padece; lo que sucede es que <<la humanidad del Salvador, que era pasible y sujeta al dolor y a la muerte, y que ya no lo es, permanece siendo sustancialmente la misma, y así el Sacrificio de Cristo es perpetuado en sustancia>> (El Salvador y su amor por nosotros, 456)(o. c.).


Araceli María


Apostolado

Escrito por aracelimaria 21-02-2018 en Espiritualidad. Comentarios (0)



El mayor y mejor regalo que podemos hacer es dar a Dios a nuestros hermanos los hombres: ¡apostolado!, que es el amor de Dios que se desborda dándose a los demás (cfr. San Josemaría Escrivá – Es Cristo que pasa, 122).

  Así, habremos de hablar de Dios, porque no cabe en nuestro pecho tanta alegría en el disfrute de la Fe. Tener a Dios y darlo a conocer a todos: casados, célibes… llevarles por los caminos de la santidad, “porque el Señor ha abierto los caminos divinos de la tierra”, en expresión de san Josemaría Escrivá  (Amigos de Dios, 314).


Araceli María


Humildad

Escrito por aracelimaria 21-02-2018 en Espiritualidad. Comentarios (0)



   ¡Humildad divina! Dios se abajó cuando vino a nuestra tierra. . . . cuando “el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros” (Juan 1, 14). . . .

  Y se abajó amorosamente ¡tanto, tanto! que vino a habitar en nuestra alma, “en aquellos que le aman y cumplen su Palabra” (Papa Francisco 13-X-2013).

¿Imitaremos nosotros al Señor, Dios nuestro, en su humildad? “Cuando un cristiano no quiere abajarse –nos dice el Santo Padre- , no quiere servir (...), ése no es cristiano, ése es pagano. El cristiano sirve, se abaja(18-XII-2013).

  Y cuando al servir se resienta nuestra humildad, sintamos desanimo o estemos abrumados por los muchos problemas, ¿a quién acudiremos? Cuando así sea nos alienta el Papa: “Volvámonos a María, sintamos su mirada que dice a nuestro corazón: <<¡Ánimo, hijo, que yo te sostengo!>>. La Virgen nos conoce, es madre, sabe cuáles son nuestras alegrías y dificultades, nuestras esperanzas y desilusiones” (13-X-2013).


Araceli María

Fe y amor

Escrito por aracelimaria 21-02-2018 en Espiritualidad. Comentarios (0)



¿El mérito de nuestras obras? Lo otorgará sustancialmente Dios por la fe y el amor que pongamos en ellas. “Mérito que no consiste en hacer o dar mucho, sino más bien en recibir, en amar mucho” (Santa Teresita del Niño Jesús – Carta 152 a Céline).

  Mérito que no se recibe por sentir a Dios, pues “si la sensibilidad o la inteligencia no te dan a Dios, la fe te lo dará. Basta que hagas un acto de fe, humilde y sincero, para que ya estés en contacto con Dios de manera absolutamente cierta. La fe, y sólo ella, establece el contacto real con la presencia viva de Dios” (Jacques Philippe - La oración, camino de amor, II – 6).

  Podría ser que alguien deseara que la presencia de Dios fuera más visible, pero si así fuera “Dios dejaría de ser un Dios mendigo de nuestro amor y respetuoso de nuestra libertad. Dios no quiere que estemos atados a Él por otros lazos que los del amor(o. c., III – 1).


Araceli María


Amor de Dios a los hombres

Escrito por aracelimaria 21-02-2018 en Espiritualidad. Comentarios (0)



Amor interactivo entre Dios y nosotros.

  Dios nos “primerea” en el amor, en expresión del papa Francisco, “porque Dios nos amó primero” (I Juan 4, 19), cuando por la Gracia derrama su Amor en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo que se nos ha dado (cfr. Romanos 5, 5). . .

  . . .después nosotros, tomando de ese amor podemos amar a Dios y al prójimo con este mismo amor de Dios (cfr. I Corintios 13, 1-13).

  Y quien beba –quien ame- de este agua. . . “se hará en él fuente de agua que salta hasta la vida eterna” (Juan 4, 14).

  Amor interactivo. . . “Cuando Dios ama, lo único que quiere es ser amado: si Él ama, es para que nosotros le amemos a Él, sabiendo que el amor mismo hace felices a los que se aman entre sí” (San Bernardo – Sermón 83).


Araceli María