Ráfagas de Luz

Corazón de Jesús



Anclados en el Corazón de Cristo... ¿a dónde iremos sino donde vaya Cristo?

  Anclados están “los que siguen al Cordero donde quiera que vaya” (Apocalipsis 14, 4).

  Y porque vivimos anclados en Cristo... decimos con el salmista: “El que habita al amparo del Altísimo/ morará a la sombra del Omnipotente./ Dice al Señor: <<Refugio mío,/ fortaleza mía, Dios mío en quien confío>>” (Salmo 91, 1-2).


Araceli María


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: