Ráfagas de Luz

Ser santos



¡Cristiano! Estás llamado a ser santo... llamado a la unión con Jesucristo, nuestro Señor (cfr. I Corintios 1, 2 y 9): esta es la llamada universal a la santidad recibida ya en el Bautismo.

  “Sed perfectos –nos dice Jesús- como vuestro Padre celestial es perfecto” (Mat 5, 48).

  Y se santificaron ¡tantos!, y ¡tantos! se están santificando ahora en su trabajo y afanes diarios, y ¡tantos! se santificarán hasta el fin del mundo... El vidente del Apocalipsis, san Juan, revela que en la visión del Cielo “apareció una gran multitud que nadie podía contar, de todas la naciones, tribus, pueblos, y lenguas, de pie ante el trono y ante el Cordero, vestidos con túnicas blancas, y con palmas en sus manos, que gritaban con fuerte voz, diciendo: La salvación viene de nuestro Dios que se sienta sobre el trono, y del Cordero”  (Apocalipsis 7, 9-10).


Araceli María


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: